Volver a Cursos

CRECIMIENTO PERSONAL



Desde los orígenes de la humanidad las personas con una determinada sensibilidad espiritual han sentido la necesidad de encontrar el sentido a la vida y lo han descubierto en todos aquellos aspectos que nos unen como seres humanos, haciendo así posible un futuro a nuestra existencia. Han entendido que estas cuestiones eran el legado más importante que podían dejar a sus descendiente y así lo han ido trasmitiendo de generación en generación. Primero durante muchos miles de años mediante las tradiciones orales y, más tarde, por escrito, en las escrituras sagradas, han destilado las enseñanzas más contrastadas.

Sin embargo hoy en día, en este mismo instante, paradójicamente hay más eruditos, ingenieros y científicos estudiando, trabajando y trasmitiendo sus conocimientos, que todos los que ya han muerto a lo largo de la historia. Y además, gracias a internet, la transmisión de los descubrimientos esta al alcance de todo el mundo; por lo que la velocidad y los logros de los avances en el conocimiento tecnológico son tan abrumadores e inmediatos, que es fácil creer que todas las respuestas se encuentran en la tecnología o el avance científico.

De esta forma, unido a la suma lentitud del aggiornamento de las iglesias y al mantenimiento de tradiciones fatuas, lo mas normal es que las personas ajenas a lo religioso, adopten posturas radicales antieclesiásticas y sigan desarrollando las ideas y sentimientos antirreligiosos ensalzados, de forma visceral, en algunos de los más dolorosos momentos históricos; como en las Revoluciones Francesa y Rusa, en la Cristiada mexicana, en la Segunda Guerra Mundial y en la Guerra Civil Española, entre otros.

No obstante, la religión sigue y seguirá siendo sumamente importante, aunque es necesario que sus líderes, sus pastores transmitan a la gentes sencillas que la superstición y los sacrificios públicos no son lo importante, que la religiosidad popular y los estereotipos solo sirven para reforzar la identidad grupal y que, mal vividos, son el germen de separaciones y enfrentamientos integristas.

Por el bien de toda la humanidad es absolutamente necesario seguir meditando y rastreando todos los aspectos que nos unen y dan sentido, para poder detectar aquellos usos que erróneamente podemos dar a las herramientas que vamos descubriendo.

La sencilla transmisión del verdadero conocimiento es tan evidente que todas las personas mínimamente sanas podemos darnos cuenta de su VERDAD. Todos somos capaces de reconocer las palabras de vida eterna.

Con esta intención, desde “Los Claros” vamos a ir poniendo en estas paginas aquellas ideas y pensamientos que creemos que son interesantes para el crecimiento de la sociedad y la conservación de la vida.

La transmisión libre y gratuita del conocimiento es la mejor herramienta que tenemos para seguir cultivando la vida. Las ideas perniciosas se seguirán trasmitiendo en secreto y a cambio de favores, hasta el triunfo definitivo de la Verdad.

Por estas tierras de Sierra Morena las gentes del lugar suelen dirigirse al prójimo con esta frase: “yo, te digo mi verdad”. Es una expresión que me resulta especialmente entrañable. Siendo fiel a ellos y a su tradición, aquí “te digo mi verdad”.

Interesados

Actualmente, no nos dedicamos a organizar y dar cursos, no obstante, si quieres organizar algún curso en esta línea o simplemente quieres pasar unos días entre nosotros para compartir tus experiencias o utilizar nuestras instalaciones para tu grupo, ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte en lo que podamos.


Documentos disponibles

2011.Verano: “I Introducción a los apuntes iniciales de crecimiento personal.pdf”

2011.Verano: “II Etapas de la vida de la persona.pdf”.

2011.Verano: “III Niveles de la persona.pdf”.

2011.Verano: “IV Revalidar el Sistema Educativo.pdf”.

2011.Verano: “V Las Inteligencias Múltiples.pdf”.

2011.Verano: “VI Las 5 Mentes del Futuro.pdf”.

2011.Verano: “VII Los Valores Universales.pdf”.

2011.Verano: “VIII Que la Vida sea La Pera!.pdf”.